01

GENERALIDADES

Diego Díaz

(Medellín, Colombia, 1986)

Programa: PLAN AMA + FULL | Estado TERMINADO

Estudió artes plásticas en la Universidad de Antioquia. Ha realizado exposiciones individuales y colectivas en Colombia y en el exterior: Perú, Corea, Venezuela, España y Estados Unidos

Reside en Medellín, Colombia

02

STATEMENT

DE OTRA EDAD DEL MUNDO

En la obra plástica de Diego Díaz el tiempo carece de presente. Sus papeles, telas, rejas y dibujos son postales tomadas antes del viaje. En cada pieza la luz es parasitaria de la sombra. El espectador ve la herrumbre en un tornillo que atraviesa un lienzo y entiende que es una señal del futuro. El pasado, en cambio, se refleja en el rostro del espectador, espejo fortuito de un retrato en grafito que se fija en la memoria. Diego Díaz se niega al tiempo. Su técnica considera el dibujo, la pintura y la escultura de forma clásica y realista y, así mismo, la instalación y el ready made. Él es un artista contemporáneo nacido en otra edad del mundo. Su obra es orgánica: desborda el soporte inicial, se entrega a la luz y explora las posibilidades infinitas del espacio. Desde hace más de una década la propuesta creativa de Diego Díaz ha contado con la dispensa de galerías y coleccionistas, y ha ido ganando presencia en la escena del arte internacional.

Natalia Castillo Verdugo | Directora AMA+

03

PROYECTO 01

CARNE

Carne significa, literalmente, músculos y piel: la parte blanda del cuerpo. Concebida como un autorretrato, esta instalación alude a un clásico de la pintura barroca: «El buey en el canal» (1655), de Rembrandt, obra de la que el maestro holandés realizó dos versiones. La figura y el concepto del buey desollado aparecerá después en soberbias reinterpretaciones de artistas como Delacroix, Honoré Daumi, Francis Bacon y Chaïm Soutine. Diego Díaz, con un lenguaje y una técnica contemporánea, inscribe su nombre en esta lista de honor y propone su buey desollado: un lienzo suspendido en el espacio, colgado del techo con tornillos, con un telón de fondo oscurecido por el grafito que magnifica su tridimensionalidad. Gracias al óleo la tela adquiere las tonalidades y la textura de la piel humana, lo cual le da sentido a la obra como autorretrato: «Carne», la parte blanda, la piel del artista entregada al vacío, ofertada al espectador como en una carnicería.

Natalia Castillo Verdugo | Directora AMA+

04

PROYECTO 02

INSTALACIÓN

Ready made es un término que Marcel Duchamp acuñó hacia 1915 para describir lo que él calificaba como arte encontrado. Su primera obra de este tipo fue Rueda de bicicleta  (1913), pero es con Fuente (1917) que el concepto se puso en boga, revolucionando el mundo del arte. Objetos que normalmente no se consideraban artísticos, fueron modificados por la voluntad del artista y considerados arte: Fuente es, originalmente, un orinal. Un siglo después, con sus instalaciones, Diego Díaz interviene en esta discusión y dispone que obras de arte, para el caso lienzos pintados al óleo, suplan necesidades de la vida cotidiana como por ejemplo servir de cortina; es decir, plantea un camino diametralmente contrario al de Duchamp. Estas cortinas son, simultáneamente, esculturas que intervienen el espacio y lo redimensionan. Así, los ojos del espectador se abocan a una doble mirada: la del arte y la de lo cotidiano.

Natalia Castillo Verdugo | Directora AMA+

05

PROYECTO 03

ROJA

“Roja” es una serie de dibujos sobre lienzo en donde el indiscutible protagonista es el color rojo y su carga simbólica; el rojo y la desnudez. Aquí, Diego Díaz da cuenta de su maestría técnica y utiliza el color para crear una atmósfera erótica y pasional. El formato y la composición espacial de cada pieza, como es frecuente en este artista, adquieren una singular importancia: diminuta, exilada en un ángulo de la obra, una figura humana se abstrae al mar de rojo que la circunda. En otro extremo una pareja se entrega al abrazo, en un mundo marciano en donde todos parecen eludir la mirada del espectador. Son retratos orgánicos del deseo que dan cuenta de viajes secretos, y  de su intensidad. Introspecciones que le escamotean a la sangre su fuerza y su color.

Natalia Castillo Verdugo | Directora AMA+

06

PROYECTO 04

TENUE

«Tenue” es una serie de dibujos sobre lienzo en donde la noche es protagonista. Retratos y objetos en los que el grafito explora diferentes tonalidades de gris, siendo la luz y el color subsidiarios de una penumbra habitada por noctívagos: rostros, manos, cigarros encendidos, el detalle de la clavícula de una mujer que esconde su rostro. Vida y movimientos que se dan en un escenario onírico al que sólo tiene acceso el artista, intruso que capta la esencia del instante. El formato de cada obra y su marco también son determinantes, ya que todo sucede a una distancia y en una medida que le otorgan poder a cada pieza. El retrato, que ha sido una constante en la propuesta plástica de Diego Díaz, adquiere en esta muestra una dimensión que va más allá de la pureza técnica, y que permite que cada imagen sea asumida como el fotograma de una escena viva que atraviesa una noche de la que solo podemos ver su revés.

Natalia Castillo Verdugo | Directora AMA+

07

PROYECTO 05

LEVE

“Leve” es un díptico en donde el lienzo, el óleo y la tridimensionalidad vuelven a ser protagonistas. Dos figuras en blanco y negro, que gracias a la luz y al movimiento bien podrían tomarse por dos benedictinas que regresan a su celda conventual después de rezar el Ángelus, enfrentan al espectador con un rostro invisible, sin cuerpo, compuesto íntegramente por la oquedad. Los lienzos clavados al muro generan un vacío atravesado por la luz que contrasta el espacio que los contiene con la gravedad que los afecta. En esta obra Diego Díaz crea una conexión con el concepto de tiempo: cada pieza hace referencia a un efímero instante que cuando le corresponde a su figura gemela ya ha sido corroído por el óxido. Esta transición y su carcoma es lo que el artista llama “Levedad”, metáfora visual que desnuda la condición humana, su fragilidad.

Natalia Castillo Verdugo | Directora AMA+